Con osos y a lo loco

Me quito mis gafas muchas veces diariamente, y todas las veces me pongo a limpiarlas, las humedezco, le doy con todo el esmero del mundo, me las pongo y mi vista sigue siendo la misma. Como si no supiera que no es por las gafas.

IMG_6931

Antes de comenzar la película una pequeña explicacion de como llegue a ella.

Para que hagáis una idea sobre cómo podría ser un día en mis ojos.

Con lo fácil que es para algunos pillar un autobús, vaya odisea en ocasiones para otros. Te diriges a una de las paradas donde más autobuses pasan de Madrid y, claro, tú no ves los números. Vas llegando a la parada, pensando: “Por favor, por favor, que haya gente.”

Y al llegar, frase ya automatizada: “Hola, buenas tardes. Perdone, tengo un problema de visión. Por favor, ¿podría usted avisarme cuando pase el 518?”

Por regla general todo el mundo es amable, pocos pasan de ti, pero también los hay. Y hay también quien, aun volviéndole a repetir “¿este es el 518?”, te responde; “Sí, claro.” Te montas confiado y, cuando llevas un rato, ves que no te suena a donde te diriges.

Preguntas y te dicen la próxima parada: Móstoles. ¿Móstoles? Ojú, ya la hemos liado.

Y más cuando tu abono no da para la vuelta y no tienes dinero. Se lo tuve que explicar conductor del autobús de vuelta y me dejo subir. Qué pena no tener tiempo, hubiera aprovechado para traerme unas empanadillas.

Otro de mis grandes momentos era, sobre todo antes, cuando iba a pagar. Al principio sobre todo, ahora ya no tanto. Al no distinguir las monedas, cada vez que iba a pagar era un mundo. Se montaba cola, me temblaban las manos, los goterones de sudor asomaban por la frente. Se me hacía más fácil llevar billetes y siempre pagaba con ellos. Claro, iba acumulando una “jartá” de monedas en el bolsillo que no os podéis imaginar. Me compre una hucha y a ahorrar.

En el descanso iba todos los días a comprarme una manzana. Me dijeron:

“An apple a day keeps the doctor away.”

Como en inglés todo suena tan bien, allí iba yo todos los días a comprarme una manzanita en mi descanso. ¿Que si tomas una manzana al día te mantiene alejado del médico? Debo de estar pillando peras en vez de manzanas sin darme cuenta todos estos años, últimamente no paro de ir a médicos.

IMG_6905

¿Conocéis el Pro Evolution, un juego de fútbol para la Playstation? Pues me hice mi equipo, el Cádiz por mi amarillo corazón. Después de un año habiéndolo subido a Primera División, me vienen un día y me dicen: “¿Por qué el Cádiz juega de verde?” – ¡Eh! ¿De verde? En ese momento dejé de jugar a la Play.

Los colores ya no los distingo como antes. Un panorama para vestirme, cogía y hacía fotos de cómo iba vestido cuando me decían que pegaba. Por eso ahora voy como oso desnudo por la vida.

No hace mucho me pidió mi madre que le comprobara el DVD. Todo iba correcto. Al día siguiente, al poner la tele todo lo veía con neblina y en blanco y negro. Cambiaba de canal y todo se veía igual. Yo lo que pensaba era: “La que he liado”, pero me decían, los canales se ven perfectos. Mi sorpresa fue que me pasé un día viéndolo todo en blanco y negro. Iba por la calle como si estuviera en una película clásica.

“Con osos y a lo loco”. Huía yo de mis miedos por la calle, miraba a mi alrededor buscándote. Buscaba tus sensuales piernas, esas que guardaban un lascivo secreto. En tu liguero estaba el fruto prohibido, una petaca de la cual ansiaba beber. Líquido de realidad que me hiciera comprender qué estaba ocurriendo.

En ese momento me choqué contigo, otra vez nuestros ojitos se nos cruzaban. Siempre coincidíamos en el ascensor, ese que me hacía subir a los sueños, el que me trasportaba y me hacía perderme en tu mirada, cuando nos llevaba lleno hasta arriba.

Me sentía siempre lejos tuya, siempre cerquita.

Me hirvió la sangre cuando un beso en la mejilla me diste. ¿Sangre? Perdón, relleno. Malvado relleno que me hacía sentir que era un amor imposible, un amor que me llevará toda una vida para olvidar. Ojalá cambiara la manera que tiene el mundo de concebir las cosas. Cuando un oso ama a una mujer, a lo mejor ese amor podría ser correspondido. Estoy cansado de caminar cuando lo que quiero es correr.

“¿Tu y yo sabemos que tenemos algo pendiente?”, le dije. Al momento una sonrisa me regaló.

-Me pareció escuchar a Sam tocando el piano. “¿Me concedes el honor de tomarte algo conmigo en el Bar París?” Me volvió a sonreír.

En el Bar Paris para que daros más detalles, baile, risas, excesos… Salimos a la calle.

En ese momento comenzó a llover.

“Esta llovizna es hoy más copiosa que de costumbre”. De sus dulces labios salió este esbozo.

¿De veras? Para mí todo es luminoso y el sol brilla por todas partes”, le conteste, y me puse como oso patoso a bailar y tararear “Singin’ in the rain, singin’ in the rain…

Me agarré a la farola y, al empezar a girar alrededor de ella, me resbalé y el suelo encharcado paro mi caída. Como si estuviese en la playa, sentía el oleaje de la vergüenza. Pero entonces ella se acercó. Yo tenía los ojos cerrados, pero sentía su calor. “De aquí a la eternidad“, me dijo. Y me besó.

 

Nos tomamos todo el tiempo del mundo para recorrer cada milímetro de nuestras bocas.Me apropie de sus labios como si fueran míos. Me sentí ladrón y me daba igual que me encarcelaran.

De repente volvieron los colores. Y después… Yo sentí que ese no era mi lugar.

“No podemos estar juntos”, le dije.

– “¿Y nosotros?”

– “Nosotros siempre tendremos París. Además, tengo un secreto, vivo desde hace años con un hombre, mi mascota humana”.

– “Te lo perdono”.

– “Nunca podremos tener hijos”.

– “Los adoptaremos”.

– “Pero no puedo estar contigo. Soy un oso”.

– “Bueno, nadie es perfecto”.

Enel amor, en la vida, a veces se está ciego. No importan los defectos del otro e incluso los defectos pueden parecer virtudes.

A DIOS PONGO POR TESTIGO que disfrutaré la vida como me venga, con colores o en blanco y negro, con distorsiones o sin ellas. Soy el protagonista de mi propia película y estaré encantado de rodar con todos ustedes, me mandéis a Casablanca, París o a Móstoles.

ACCION…

Juguete con los Oscars

 

 

 

 

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | 5 comentarios

Comparto mi premio

Comparto mi premio:

Como hice el año pasado, quiero ser siempre un buen samaritano.

No seas tonto y a poner la mano.

A una asociación de Retinosis pigmentaria ira buena parte, que sepas que con una sonrisa el 22 quiero helarte.

En Facebook a todos los que compartan o le den al me gusta, el premio del Gordo compartirlo con vosotros no me disgusta.

Para optar al premio del Gordo de Navidad tendrás que:

1- Ser fan de la página de Facebook de Juguete Roto.

2- Dar a Me gusta o comparir la publicación solo exclusivamente en el muro de Juguete Roto.

3- Residir en España.

SI LLEGA A LOS MIL ME GUSTAS SERÁ TOTALMENTE INTEGRO EL PREMIO PARA LA ASOCIACIÓN DE FARPE.

Otra opción:

1 – Publicando en Instagram

– Captura y comparte la foto de Juguete Roto con el décimo.

– Sigue a @_jugueteroto

– Usa el Hashtag #Compartomipremio

 

El premio será compartido de la siguiente manera:

Si toca el reintegro, se reutilizará en el sorteo de El Niño.

Premios inferiores a 10.000 euros serán destinados a FARPE – Federación de Asociaciaciones de Retinosis Pigmetaria de España

Los premios superiores a 30.000 euros serán compartidos entre todos los que optan al premio del Gordo de Navidad cumpliendo dichas bases. Teniendo en cuenta que los primeros 10.000 euros irán destinados a la Asociación  de Retinitis Pigmentaría anteriormente nombrada.

Y a AEI Avatares, una ilusionante asociación que pretende fomentar la inclusión de las personas con discapacidad profesionales de las artes escénicas en cualquiera de sus ramas o especialidades y mejorar sus condiciones de vida. Porque todos merecemos oportunidades.

Los primeros 30.000 euros serán compartidos con dichas asociaciones.

Se que existen muchas asociaciones con grandes proyectos y con muchas ganas de ayudar. Estas han sido elegidas por compartir enfermedad y por contribuir con una buena iniciativa.

image11

Publicado en Concurso | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Un mar de dudas

Un mar de dudas.

¿Quién no ha tenido proyectos o intenciones que le hayan hecho dudar? ¿Y por qué no se actúa?

A veces por el miedo al fracaso, a equivocarse, al “qué dirán”. O a causa de ese espíritu adormecido, o simplemente relajación: “La mar de a gusto que estamos” por no salir de nuestra zona de confort.

O quieres cambiar pero no tienes quien te ayudae.

relajado

 

En ocasiones nos acomodamos a situaciones que nos alejan de la plenitud que nos merecemos. Nos merecemos luchar, ser felices, hacer posible nuestro sueño, nuestras ambiciones u objetivos.

Incluso estas situaciones nos pueden ahogar. Nosotros somos los que nos ponemos nuestros límites.

A veces somos los que tomamos las decisiones, otras nos hace falta una ola, una persona que nos impulse hacerlas, porque todo parece imposible hasta que lo haces.

Tendremos que tener claro que la vida siempre nos pondrá a prueba, hay que seguir adelante, no bajar los brazos, hay que seguir nadando. Luchar por lo que uno quiere. Hay personas que no tienen claro su camino, no saben lo que desean, y otras tienen la suerte de tenerlo claro, pero no se atreven a dar el paso, la brazada que las lleve a buen puerto.

Habrá dificultades. ¿Quién dijo que iba a ser fácil? No te conformes, nada y escribe tu historia. No tenemos que perder las fuerzas para seguir. Si te faltan motivos, búscalos.

Si no, ya los busco yo por ti:

  • Triunfar sienta bien, y más tras un esfuerzo. Conseguir lo que nos proponemos nos llena de satisfacción.
  • Muchas personas se pasan la vida cumpliendo los deseos de otros. Ya es hora de buscar tu felicidad. Ya es hora de cumplir tus sueños. Sean pequeños o grandes, esos sueños irán moldeándote.
  • Todos los seres humanos, hasta los osos, queremos crecer, está en nuestra naturaleza.
  • Merecemos ser grandes, merecemos ser felices en nuestra vida.
  • Soñar estimula nuestros sentidos. Alcanzar tus sueños es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti mismo. El logro de tus motivaciones, de tus inquietudes, te hace feliz. Ese es ya un gran motivo para actuar.
  • Soñar cerca del agua hace fluir la creatividad. Levantémonos de la silla.
  • La experiencia queda cuando no se obtiene lo que se esperaba.
  • Si el mar se te hace grande o no sabes nadar, yo te regalo unos manguitos y a bracear.
  • Jamas subestimes la importancia de hacer las cosas de manera divertida.

Seguramente lo conseguiremos y, si no es así, ¿qué más da equivocarse? Aprenderemos de nuestros errores, nos formaremos y creceremos.  Hay que ser positivo porque:

No hay mar que por bien no venga”.

 

 

img_2091

Publicado en Cultura, Lugares, Personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 18 comentarios

COMPARTO MI PREMIO

Para optar al premio del Gordo de Navidad tendrás que:

1- Ser fan de la página de Facebook de Juguete Roto.

2- Dar a Me gusta o comparir la publicación solo exclusivamente en el muro de Juguete Roto.

Otra opción:

1 – Publicando en Instagram

– Captura y comparte la foto de Juguete Roto con el décimo.

– Sigue a @_jugueteroto

– Usa el Hashtag #Compartomipremio

o  Colgar en Facebook la foto de Juguete Roto con la cartulina del décimo.

El premio será compartido de la siguiente manera:

Si toca el reintegro, se reutilizará en el sorteo de El Niño.

Premios inferiores a 10.000 euros serán destinados a la Asociación Andaluza de Retinosis Pigmentaría.

Los premios superiores a 30.000 euros serán compartidos entre todos los que optan al premio del Gordo de Navidad cumpliendo dichas bases. Teniendo en cuenta que los primeros 10.000 euros irán destinados a la Asociación Andaluza de Retinitis Pigmentaría anteriormente nombrada.

Y con vuestro permiso voy añadir hoy 10-12-15 a  la asociación Somos NUPA.Nupa es una Asociación española de niños con trasplante multivisceral y afectados de fallo intestinal y nutrición parenteral. Vi el video de Auxi y Gari y, me emocionó y me gustaría dentro de mis posibilidades darles a conocer y a aportar mi granito de arena.

Y por último a AEI Avatares, una ilusionante asociación que pretende fomentar la inclusión de las personas con discapacidad profesionales de las artes escénicas en cualquiera de sus ramas o especialidades y mejorar sus condiciones de vida. Porque todos merecemos oportunidades.

Los primeros 30.000 euros serán compartidos con dichas asociaciones.

Se que existen muchas asociaciones con grandes proyectos y con muchas ganas de ayudar. Estas tres han sido elegidas por compartir enfermedad, por ilusión, porque empiezan y es agradable darlas a conocer.

Gracias por vuestra implicación.

Comparto mi décimo

comparto mi décimo

 

 

Publicado en Concurso | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Listado de los premios Oscar.

Curiosiades de la gala:

imagePaimagetrick Harris se marca un ‘Birdman’ y sale en calzoncillos.

El actor, asociado sobre todo a la ya mítica sitcom ‘Cómo conocí a vuestra madre’, se estrena en la gala de los premios del cine. Tiene experiencia en los Tony de teatro. Llegó a la alfombra roja con su pareja, el también intérprete David Burtka.
Por su parte, la actriz del momento fue con su madre Melanie Griffith, que sorprendió al decir que no había visto la película de su hija. ‘Estoy muy orgullosa de ella, pero creo que no puedo ver el film, se me hace extraño’. Dakota replicó: ‘Quizá algún día la vea’

Sonia Monroy se cuela en la gala vestida con la bandera de Espańa.

istado de los premios Oscar.

Juguete con los Oscars

MEJOR PELÍCULA

Birdman

[youtube=http://youtu.be/qHSnMCD4xg0

MEJOR DIRECTOR

Alejandro G. Iñarritu, Birdman

MEJOR ACTOR

Eddie Redmayne, La teoría del todo

MEJOR ACTRIZ

Julianne Moore, Siempre Alice

MEJOR ACTOR DE REPARTO

J. K. Simmons, Whiplash

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Patricia Arquette, Boyhood

MEJOR PELÍCULA ANIMADA

Big Hero 6

MEJOR GUIÓN ORIGINAL

Birdman, Alejandro G. Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris, Jr. y Armando Bo

MEJOR GUIÓN ADAPTADO

The Imitation Game, Graham Moore

MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA

Ida

MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN

El gran hotel Budapest, Adam Stockhausen y Anna Pinnock

MEJOR FOTOGRAFÍA

Birdman, Emmanuel

MEJOR VESTUARIO

El gran hotel Budapest, Milena Canonero

MEJOR MONTAJE

Whiplash, Tom Cross

MEJOR EFECTOS VISUALES

Interstellar, Paul Franklin, Andrew Lockley, Ian Hunter y Scott Fisher

MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA

El gran hotel Budapest, Frances Hannon y Mark Coulier

MEJOR EDICIÓN DE SONIDO

Birdman, Martin Hernández y Aaron Glascock

El francotirador, Alan Robert Murray y Bub Asman

El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos, Brent Burge y Jason Canovas

Interstellar, Richard King

Invencible, Becky Sullivan and Andrew DeCristofaro

MEJOR MEZCLA DE SONIDO

Whiplash, Craig Mann, Ben Wilkins y Thomas Curley

MEJOR BANDA SONORA

El gran hotel Budapest, Alexandre Desplat

MEJOR CANCIÓN

Glory de Selma, John Stephens y Lonnie Lynn

MEJOR DOCUMENTAL

Citizenfour, Laura Poitras, Mathilde Bonnefoy y Dirk Wilutzky

Finding Vivian Maier, John Maloof y Charlie Siskel

Last Days in Vietnam, Rory Kennedy y Keven McAlester

La sal de la tierra, Wim Wenders, Juliano Ribeiro Salgado y David Rosier

Virunga, Orlando von Einsiedel y Joanna Natasegara

MEJOR CORTOMETRAJE

The Phone Call

MEJOR CORTO DOCUMENTAL

Crisis Hotline

MEJOR CORTOMETRAJE ANIMADO

The Bigger Picture

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Bases de Comparto mi décimo.

Para optar al premio del Gordo de Navidad tendrás que:

1- Ser fan de la página de Facebook de Juguete Roto.

2- Dar a Me gusta o comparir la publicación solo exclusivamente en el muro de Juguete Roto.

El premio será compartido de la siguiente manera:

Si toca el reintegro, se reutilizará en el sorteo de El Niño.

Premios inferiores a 5.000 euros serán destinados a la Asociación Andaluza de Retinosis Pigmentaría.

Los premios superiores a 5.000 euros serán compartidos entre todos los que optan al premio del Gordo de Navidad cumpliendo dichas bases. Teniendo en cuenta que los primeros 5.000 euros irán destinados a la Asociación Andaluza de Retinitis Pigmentaría anteriormente nombrada.

Si no eres fan, anímate a hacerte y no se os olvide a todos darle al Me gusta en la publicación.

Lotería Juguete

Publicado en Personas | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

21 lugares malasañeros: Nos vamos a la guerra.

Desde que sabes que vas a ir, te haces  rápidamente a la idea.

Te preparas y te mentalizas con tu batallón.Juguete y su batallon.

 

Sabes que vas a un lugar de guerra. No del tipo de guerra egoístas que intentan imponer sus ideas a través de la violencia y que, en definitiva, todo el mundo pierde.

Vas a esos lugares en los que, si no has reservado mesa a primera hora de los turnos, sabes que comienza tu primera pelea particular.

Como si esquivases matorrales, vas haciéndote hueco por la barra hasta llegar al camarero. Por el camino se divisan, preparadas en fila, las ansiadas bandejas.

Un moderno y sofisticado sistema de listado nos aguarda. Para conseguir mesa nos dan un número en papel, como en las carnicerías.

Mientras esperas tu número, pides una cerveza fresquita y realizas un reconocimento del lugar.  Decoración simple y espontánea, perchero de madera de los años 80, redes y otras artes de pesca colgadas en la entrada.

Comienzan los nervios y el hambre.

56, 57, 58,… 69.

– ¡Bingo! Ese es el mío.

El corneta te ha llamado y te diriges al campo de batalla.

Llega el momento del espionaje, haces una inspección ocular sobre todas las mesas-buques que hay en el horizonte.

Estás colocado alrededor de varios buques con varias naves alrededor, todas muy cercanas a la tuya. A babor, un pequeño navío con dos persona, una agradable pareja se encuentra en mitad de la batalla. A estribor un trasatlántico con muchos comensales que se hacen notar con sus gritos de guerra. Varios barcos más alrededor también te hacen notar que estás totalmente rodeado. Te encuentras a una pequeñísima distancia de separación, la cual, muestra la optimización del espacio al 100%.

Ese enorme pan gallego lo colocas estratégicamente a modo de barricada. Otro importante método de defensa es la larga servilleta amarillenta que actúa como capa protectora.

Aún no te había dado tiempo a colocarla y ya recibes los primeros disparos que llegan a tu rostro. Los del buque de al lado parece que disparan con metralletas, están con los percebes. Los disparos son constantes.

Les miras, te devuelven la mirada con una sonrisa cómplice, pero no dejan  de disparar.

Pides rápidamente las provisiones y al instante ya tienes preparadas tus armas.IMG_2063

Se escuchan sonidos de cañones por todo el campo de batalla. Al momento, sin esperártelo, por detrás te impactan los disparos de otro buque. Su munición son las patas de cangrejo. Están tan cerca que, cada vez que rompen alguna, trozos de metralla impactan en nuestra nave.

Parece que habido un momento de tregua. Algunos están picoteando pulpo, otros, pimientos fritos. Esto nos da un respiro, un momento de paz.

Otra botella de vino blanco de la casa sin etiquetado llega como refuerzo.

Vuelve los mmentos de espionaje: Oteas el horizonte y ves carteles de papel colgados en la pared con “Prohibido cantar”, pero de manera espontánea ocurren momentos como este.

Ahora eres tú el que estás torpedeando, disparando, acribillando a todos los buques de tu alrededor. Percebes, cangrejos y bueyes de mar están dando sus resultados. Ahora somos nosotros los que devolvemos miradas.

Nos quedamos sin municiones. Y llega el momento de la queimada. Parecía que la batalla estaba acabada, pero esa mano casi siempre inexperta y humana reaviva el fuego.

Tras observar las llamas, esperas lo peor. Los enemigos de al lado la observan y se unen, entre risas, para sofocar el fuego.

Todas las guerras están directamente relacionadas con el dinero, porque es el dinero el que únicamente habla en ellas. Y le toca hablar en ese instante. Llega la cuenta.

Siempre existirá una relación entre nuestras emociones y nuestro dinero. Y, sin duda, tanto por el precio asequible como por el buen rato echado, lo consideras un dinero bien gastado.

“En este tipo de campo se producen esta clase de reuniones” y me agrada pensar que al final acaban apareciendo las armas de la bondad, las armas de la comprensión y las del humor que hacen que nos humanicemos más, nos unamos con nuestro bando, nos unamos más con nosotros mismos y con el “enemigo”, consiguiendo que nos vayamos sin ninguna pérdida o baja  y creando vínculos más fuertes.

 

Publicado en Lugares | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 10 comentarios

21 lugares malasañeros: Los fantasmas de Malasaña.

En nuestro recorrido por el barrio de Malasaña. El post me llego hace tiempo pero por una causa u otra se ha quedado aquí reposando.

No como la persona que lo ha escrito que no para en todo momento. Periodista versátil que en ningún momento se buscó un subterfugio para escribir en Jugando con el 21 y mira que tiene experiencia, sobre todo en subterfugios musicales. Sin ningún tipo de vanidad creció en su revista. Ahora sigue creciendo de manera ex-Press en Europa, España y en donde haga falta, con la seguridad y optimismo de que llegará donde se lo proponga.

Mucahs graicas por tu post, por hacer desear reuniones culturales, por trasportarnos a otra época y a un lugar que merece la pena visitar.

RESUCITAR EN MALASAÑA (I): LA VORÁGINE DE KIKEKELLER

Un hombre y una mujer de finales del siglo XIX y principios del XX aparecen de repente en el centro de Malasaña. Provienen del Londres de la época, pertenecen al famoso grupo de Bloomsbury, aquella pandilla de amigos que formaban Virginia Woolf y su hermana Vanessa Bell, Lytton Strachey, Bertrand Russell, J.M Keynes, Dora Carrington y otros artistas, escritores e intelectuales de la época.

Desde que Carrington le conoció, Strachey se convirtió en su amor platónico hasta el mismo año en que ambos murieron. El escritor era homosexual y no podía corresponder a la pintora como a ella le hubiera gustado. Sin embargo, vivieron juntos prácticamente toda su vida y se quisieron profundamente, cada uno a su manera. Dos meses después de que Strachey muriera por un cáncer, Carrington se quitó la vida porque no podía soportar la pena de vivir sin él.

Ahora, tan ilustres fantasmas han resucitado en Malasaña. Acaso es una segunda oportunidad del destino para Dora y en otra vida quizá pueda estar con Lytton. Probablemente nadie se percataría de que ambos pertenecen al siglo pasado. Hay quien dice que fantasmas hay un rato en Malasaña.

Strachey ha mangado una fixie verde fosforito que descansaba en alguna pared ajada y está bajando embalado la cuesta de Corredera Baja. Ha quedado con una chica en Kikekeller, un sitio que le ha recomendado su amiga Ottoline, que siempre sabe escoger el lugar adecuado para cada velada.

Es un sitio extraño. En la entrada le recibe una especie de mula blanca de plástico, casi de tamaño real, con un agujero rectangular en el estómago. Hay pergaminos enrollados dentro. También cuelga del techo una lámpara esférica recubierta de plumas blancas. Por mirar al techo casi se tropieza con su antigua mecedora reconvertida en una butaca del futuro. Se pregunta cómo sería divagar sentado en ella bajo los árboles de Ham, Wittshire. Probablemente sería la estrella del grupo con ese novamás de mecedora.KIKEkeller

Está tan asombrado que no puede evitar adentrarse y curiosear. El lugar parece una mezcla entre galería de arte, anticuario y tienda de muebles. Ensimismado, pensando que nunca había visto algo igual, descubre una pared forrada con distintos papeles decorados con motivos florales. Oh, ¡si Vita Sackville los viera!

Kikekeller

Sigue andando guiado por su instinto, que le dice que quizá de allí podría salir una buena novela. Tiene unos cuantos ingredientes buenos: plantas trepadoras en medio de una pared blanca, una silla metálica con una cruz luminosa incrustada, sillas de época y ¡hasta un avión de tiovivo! Se le ocurre cierto mejunje entre Poe, su colega Virginia y alguna reminiscencia freudiana.

Strachey está fascinado. Es como vivir en distintas épocas a la vez, prácticamente ya no sabe en qué tiempo vive. Es raro pero lo disfruta. Decide esperar allí dentro a la señorita Carrington, que como ya le había avisado Ottoline, era muy probable que llegase tarde. Se sienta encima de una especie de caja taburete, con mucho cuidado de no romper nada. Encadena pensamientos, mira al suelo y apenas se mueve por miedo a estropear algo con su recurrente torpeza.

De repente levanta la vista y se ve frente a la barra de un bar. Debe de estar soñando o, como mínimo, viviendo otra vida. Se levanta con cuidado y se acerca. La barra está situada encima de una vía de tren. No entiende nada. Se está empezando a poner nervioso. Él, acostumbrado a tener el control, siente que en ese lugar puede suceder cualquier cosa inesperada. Decide pedir algo a un camarero que ronda por ahí para intentar serenarse y, en ese momento, alguien le toca el hombro por detrás. Esa debe de ser la señorita Carrington.

CONTINUARÁ…

Marieta Zubeldia.

Publicado en Lugares, Personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

A Bodhi, “Le llaman Juguete”.

¿Se acuerdan de la película “Le llaman Bodhi“?

Va sobre un joven agente del FBI (Keanu Reeves) que se infiltra en el aLe_llaman_Bodhi-935042152-largembiente del surf para desenmascarar a un grupo de atracadores. Conocerá a Tyler, la que será su profesora de surf y a Bodhi(Patrick Swaize)  jefe de la banda que le gusta vivir al límite y una gran influencia en él.

Fue con 17 años cuando la vi. Recuerdo la sensación de querer sentir la adrenalina que se desata cabalgando en las olas y con los saltos de paracaídas de la película. Los saltos de paracaídas los aparque por un tiempo, pero no creo que tarde mucho en llevarlos acabo.

 

Con el surf no quería esperar tanto tiempo, así que conseguí profesor. No como la guapa morena de ojos azules de la película, pero, para qué engañarnos, yo tampoco tenia la melena de Bodhi.

Recuerdo algunas partes de sus clases:

“Ponte tumbado en la tabla”.- “Estar tumbado se me da bien”, pensé.

image-24

“Ponte el traje de neopreno”– No solo por el frío. Hay que saber que sino lo haces ni te pones cremita en el lomo, al día siguiente, lo tendrás al rojo vivo y posiblemente los pezones en carne viva.

“Siéntate en la tabla mientras esperas la ola”-. ¿En la tabla? Intentas sentarte, pero la tabla no deja de moverse, como si estuvieses en un toro mecánico de la feria. Insiste hasta que te tira al agua.

“Toca el turno de remar”.-  Me podría haber hecho regatista de remo en las olimpiadas de tanto que remé. Para mí que era lo único que hacía.

“Cuando sientas que la ola te lleva, flexiona, pon los pies en la tabla y busca tu postura surfera”. – otra de sus grandes lecciones. ¿Busca tu postura surfera? Por mucho que la buscaba no la encontraba. Y no dejaba de pensar: ¿Y si consiguiera llevar mi postura preferida a la tabla de surf con su cervecita, con sus patatitas…?

la foto-6

Recuerdo la ultima llamada de mi amigo y profesor.

Quillo, ¿te vienes a pasar el día a Zahara?

Del tirón.

Sabiendo lo que implica.

Le llaman JugueteCasi como si fueras un dominguero, llegas neverita en mano con todo tipo de “papeo” y bebidas,  tu silla plegable, tablas de surf y, sobre todo, una agradable compañía.

Mi amigo coge su tabla y como profesor, no desaprovecha ni un momento para dar sus lecciones. Entra en el mar y no dejas de observarle. Te sientes atraido por lo que hace y te invade el deseo de hacer lo mismo.

Así que te adentras en el mar. Remar puedo asegurar que remé una barbaridad, mis agujetas dieron fe de ello. Después de varias caídas y centrifugados llegó el momento en que dominé al toro, conseguí sentarme y cabalgué varias olas. Por unos instantes, el espíritu de Bodhi estaba en mi… hasta que el mar me olió a tortilla. Tanto esfuerzo tendría su recompensa.

Como si en un anuncio de Cruzcampo se tratase, sentados nos dejábamos llevar por el péndulo que “pica” el mar, que trasmitía la velocidad de las chapas de la bebidas y dibujaba nombres futuros como Manuela entre pinchos de tortilla.

Después de una digestión adecuada nos volvemos al mar. Llegó el momento de esperar la ola.

El mar te da tregua a veces. En tu momento plácido sentado con el mar en calma, el atardecer asomándose a tus pupilas, se produce un instante mágico de paz y armonía.

Comienzas a hablar con el mar y  descubres que el mar no te ahoga. Al contrario,  consigue que te desahogues con él. Quien tenga la oportunidad que lo aproveche. Imagínense salir del trabajo o de tu casa con tu mochila -como siempre- cargada de inquietudes, problemas, desamores. Llega el momento que parece que la abres, y empiezas a soltar lastre. No es fácil, porque cuesta desligarse de los sentimientos que nos hacen daño, pero granito a granito comienzas a soltar esas tristezas y penas que te cargan los hombros.

Esperanzas que, por las razones que sean, no se cumplieron y se han transformado en recuerdos de lo que hubieras querido.

Se convierte en un momento egoista y le dices:

“Háblame bajito y que nadie se entere lo que nos contamos”.

Supongo que todos deberíamos tener nuestro mar, nuestro duende, nuestro confidente que después de hablarle, seamos capaces de enfrentarnos a nuestras inquietudes, de tomar decisiones importantes que postergamos simplemente por mirarlas desde otro prisma.

Después de ese día, la tabla que más he visto ha sido la tabla de planchar y tampoco es que le tenga especial cariño. Espero que no pase tanto tiempo en repetir ese momento.

Por eso les recomiendo que busquen su ola, su deporte, su momento para comunicarse con ustedes mismos. Momento que muchas veces no aprovechamos o miramos de forma mecánica hacia otro lado.

Juguete Roto

 

Publicado en Deportes, Personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

21 lugares malasañeros: El diablete de Malasaña.

Ya es la segunda vez que tengo el placer de presentar y que escriba en Jugando con el 21. Es de esas personas que calan desde que la conoces. Tiene ese áurea y ese carisma.

No le gusta que le llamen poeta, pero conmigo ha conseguido engancharme a su poesía y a su manera de recitarla.

Reconozco que tengo una manía, cuando estoy comiendo siempre me dejo el trozo más grande y más sabroso para el final, sobre todo cuando es algo que me encante, como un buen filete, un buen jamón, postreEse trozo con la medida justa y claro esta, también con la medida perfecta del último sorbo de bebida que voy a tomar.

Supongo que es como en los conciertos o como en el fútbol, cuando te la tienes que jugar en los penaltis, dejas a los mejores para el final o se guardan las mejores últimas canciones para tocar. 

Es el momento sublime, es de más expectación. Por eso es el momento en el que él suele aparecer.

Hasta que llega ese momento, disfrutas y saboreas su presencia. Como le he dicho alguna vez, “te dejas llevar de la espuma blanca de cerveza que emane de su boca”. A veces incontrolable pero eso lo dejamos para otro post.

En la última ocasión me dijo cual poema iba a recitar: “Llámame tonto”, ya lo había escuchado varias veces, pero si me iba y dejaba de escucharlo, a mi si que me iban a llamar tonto. 

Lo escuchas y vuelve hacerte sentir como la primera vez que tuve la suerte de oirlo. Por eso estoy encantado de seguirle por el recorrido artístico en Malasaña. Si ustedes no le han escuchado aun, solo tienen que seguirle en una de esas grandes noches, estoy seguro que no le defraudará.

Juguete en Diablos AzulesLes dejo con el pst del recorrido de Guerrero: “Mi vida, mis reglas“.

Juguete Roto.

 

Mi vida, mis reglas

Caminar por la acera llega a ser ilusionante, cruzarte con gente que no has visto antes ni, seguramente, volverás a ver. Enamorarte de la chica que va montada en esos tacones de vértigo que potencian su fisionomía hasta que roza la cima de lo perfecto. Sentirte tan pequeño como nunca antes te había dejado tu algo más de metro setenta y cinco.

Subir escaleras y ver cómo las personas que bajan se cargan una ciudad a sus espaldas, miles de vidas, infinitas historias y sobre todo esa única vida de esa niña tan especial, con esos ojos tan bonitos, esos labios tan sugerentes, esa sonrisa tan sinónimo de arte, esas manos tan de quédate a mi lado siempre y todo lo demás que no es para todos los públicos.

Sales del metro por la plaza de ‘Tribunal’ y te asombra esa sensación de cuando coges aire profundamente previo parpadeo largo y notas que huele a como te molaría que oliese tu casa. Tras ese instante en el nirvana das seis pasos siguiendo una diagonal imaginaria que marca las dos y media, esperas que se ponga verde el semáforo, cruzas, te tocas la cartera y recuerdas que llevas dinero, sonríes, mano al pecho y sacas un cigarro.
-Sus volutas de humo dibujan caras sonrientes-

La segunda a la derecha y entras en el templo de ‘Los diablos azules’ (Calle Apodaca, 6). No hace falta ni que te apunten, porque saben que siempre que apareces, acabas recitando y llueven estrellas fugaces en los ojos sonrientes de los que han pasado a ser parte de tu familia.
-Besos y abrazos de alegría sincera-

Cuando suena tu nombre la gente se emociona, aplauden a rabiar y encaminas, con una sonrisa que, más adelante, te traerá agujetas en los mofletes, el pasillito angosto que han dejado desde la puerta del bar hasta el escenario.

Los versos reflejan tus sentimientos, tienen latidos propios y a ti te hace inmensamente feliz que a la gente le brillen los ojos más que cien fluorescentes intermitentes. El posterior aplauso suena a melodías galopando horizontes y tú, con más vergüenza que orgullo, sólo sabes agradecer, seguir sonriendo, llevarte la mano al corazón y asegurarles que ese aplauso es para ellos.

Los vítores hablan por sí solos. La noche está siendo grande y tú le has dado el último puñetazo.
-K.O-

El camino a Aleatoria (Calle Ruiz, 7) se hace divertido, porque vas con unos cuantos casi hermanos y hermanas de parloteo, con el acelerador de la alegría a fondo y sabiendo que Escandar te va a poner la cerveza más fría que tenga en cuanto te vea entrar al bar. Luego te dará un beso, sonreirá como lo hacíais cuando os conocisteis hace demasiados años, se colocará el sombrero modo mepicalacabeza y las musas de otros, otras y las que también fueron tuyas, te abrazarán diciendo que qué ganas tenían de verte.
Corren las cervezas, los sueños se agolpan, las paredes rezuman poesía, los cigarros esperan en la puerta a que los fumes acompañado de esa única diosa que a las tres caladas se va a abrazar de tus hombros, tú de su cintura y a bailar el vals loqueteheechadodemenos.

Felicidad abrumadora, recuerdos de cuando empezaste en aquél bar que tenía el nombre de un ilustre poeta borracho nacido en Alemania y muerto en Estados Unidos, el mismo donde te sentías miembro de la sociedad que pide cambios. Recuerdos de cuando era algo así como una religión el pasarse por ‘Café comercial’ donde tantos y tantos poetas… Recuerdos de los tiempos del ‘Penta’, que fue regentado por Antonio Vega y Enrique Urquijo, en distintas épocas. La plaza de estos dos últimos. El dosde, ‘San Mateo’…

Historias para no dormir, sonrisas deslumbrantes, cosas que pasan, soñar despierto, camas de uno donde duermen dos, la última y nos vamos y al final tiene que ser ‘Lorenzo’ el que te mande a la cama, tequieros desnudos, hoy por ti y mañana por mí, no me olvides nunca, que yo no recuerdo cómo se hacía eso. Hermanos de sangre.
-Malasaña old school-

Luego hay gente que no quiere ni oír hablar de la poesía y tú sólo puedes mirarles extrañado, porque la vida, la que tú conoces y perderías los huevos por ella, es más guapa que todas las demás juntas, le saben los besos a futuro y no estarías dispuesto a que te faltara ni un momento.
Carlos Guerrero Jiménez
Guerrero

Publicado en Lugares, Personas | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario