21 Pros y sus contras

Para quien lo desconozca, El Proyecto PRO, es una iniciativa de la Fundación ATRESMEDIA que tiene como objetivo la formación específica para promover y facilitar la incorporación laboral de las personas con algún tipo de discapacidad en el ámbito del sector audiovisual.

http://www.antena3.com/videos-online/proyecto-pro/proyecto-pro_2013040800101.html

Para comenzar este blog que mejor manera que empezar con algunos de sus miembros; alumnos y profesores, los cuales se presentaran-definirán y nos añadirán sus contras.

Presentación de Juguete Roto.

Después de una instructiva clase, me dirijo al mercado.
Ese cambio de luz del exterior al interior produce el habitual cambio de gafas, de sol a las especiales.
Ya dentro, se perciben los gritos y murmullos típicos de una mañana de mercado.

Al momento se escucha:

– ¡Visión borrosa, estamos que lo regalamos! ¿Alguien quiere?

Allí voy yo.

Después de conseguir un buen descuento reanudo mi paso.

Al momento otro grito:

– ¡Tenemos pérdida de visión central!

Mi cuerpo gira 180 % al escuchar tal fascinantes palabras.

Allí voy yo.

Tras la compra intento hacerme paso en la multitud.

Visión túnel fresquita señores!
Levanto la mano rápidamente como si en el colegio estuviera.
¡Quiero, quiero!

Allí me tienen, en medio de la multitud con la mano hacia arriba buscando donde ir.

Al momento vuelvo a oír el grito y distingo la voz.
Allí voy yo, al puesto de mi amigo Juan.
Siguiendo mi mañana cada vez más cargado, me paro en otro puesto, mi cuerpo relajado  observa y se mantiene  a la espera al lado de un señor.
-¡Tenemos deslumbramiento con molestias ante excesiva luminosidad!

El señor y yo afirmamos querer deslumbramientos.

El señor de al lado al comprobar que no quedaba mucho, me mira y me dice:

Yo venía por ceguera nocturna, se lo cedo.

Que gentiliza, ya no quedan personas así.

Nos enzarzamos en una amable discusión queriéndonos ceder  la compra.

Al final, allí estoy yo, pidiendo un cuarto de deslumbramientos.

Parece que ya he terminado por hoy.

Salgo del mercado, sin antes haberme tropezado con la barandilla de las escaleras y con varias personas.

Miro al cielo.

Saco del estuche mis gafas, me las pongo y sonrío.

Hasta la semana que viene.

IMG_6183

El contra:

Ponerse en cola,

Un acto mecanizado que hemos ido adoptando a lo largo de nuestra vida.
El primero en llegar se pone delante y los que van llegando, se va colocando detrás.
Diariamente nos vemos involucrados en colas, como en los atascos, en el metro, en las escaleras mecánicas, para la compra de entradas de eventos.

Existen personas que rompen estos mecanismos sociales de conducta, como los que se producen en ocasiones en las colas de los puestos del mercado.

Por eso manifiesto mi contra, contra esas personas.

¿Sabéis a cuales me refiero?

No me refiero a grandes expertos quienes consideran un “arte” el colarse, como Remi Gaillard, humorista francés que protagonizaba bromas a modo de sketch, se hacía pasar por deportista, político o se disfrazaba y conseguía colarse en eventos deportivos y mítines para conseguir darse a conocer y potenciar su marca personal.

O Greenpeace, ONG ecologista que suelen colarse en eventos de relevancia y lugares emblemáticos de manera normalmente polémica para conseguir notoriedad en prensa.

Me refiero a los que sigilosamente han pasado por delante de todos, no piden la vez y están en la primera fila ansiosos por pedir, o los que con menos habilidad les ve sus movimientos desde el principio.

Te hacen reflexionar ¿Cual son sus objetivos? ¿Porque se cuelan?

Justo cuando el Pescader@ hace la pregunta ¿quién es el siguiente?
Milagrosamente en ese momento, el individu@ deja de hablar por telefono y se apresura a pedir.

¡Pescadero, una de mero!

Todos a la vez deberíamos cantarle.

“¿Una de mero? dos de febrero, 3 de marzo, 4 de abril…”, así hasta el siete de julio, San Fermin.”

Su objetivo está claro ¿no?
Es un  animador de fiestas, pretende animarnos, y no desaprovecha ningún instante para llevar acabo su profesión.
Si te descuidas, en breve te saca unas cervecitas y nos pide que bailemos.

Otra opción,  simplemente es que odia las esperas, no suele tener paciencia y además tiene un espiritu antisistema que le hace saltarse lo establecido.

O la famosa prisa, y se ha colado porque se ha dejado la colada en la lavadora. No desea que se le arrugue aún más su delicada ropa.

O tiene que irse rápido porque no ha colado la crema de verduras. Esos niños no van a poder comer, sino le pasa la crema por el pasa puré.

Podría ser que lo haya hecho porque esta colad@ por los huesos del pescader@. Son tan sus ansias de tenerle cerca que no puede aguantar esa espera.

En definitiva, y si lo hubiera pedido con educación.

¿Le hubierais dejado pasar?

Pero no lo suelen pedir, incluso intentan darle la vuelta a la tortilla,  y quieren hacer ver que eres tú el que intenta colarse.

Les daría con ganas un punto negativo.

Antes de que ustedes me lo den, pedirles disculpas si alguien se hubiera molestado por unos momentos haberme colado en sus pensamientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s